Addanca

Nos gustan los perros

10 razones para adoptar a un perro senior

Todos sabemos lo monos que pueden resultar ser los cachorros, pero los perros pequeños también tienen sus desventajas, hacen mucho ruido, están hiperactivos, les tienes que enseñar desde 0... Sin embargo, esto no te pasa si adoptas un perro senior. Te doy 10 razones para hacerlo.

1. Están adiestrados

10 razones para adoptar a un perro senior

La adopción de un perro que ya está domesticado es una enorme ventaja. El adiestramiento de un cachorro para que salga a hacer sus necesidades en la calle supone tiempo, esfuerzo y paciencia, si no los tienes, es mejor que adoptes a un perro ya entrenado y adiestrado.

2. Ellos saben lo que significa un "no"

Si adoptadas a un cachorro, lo más normal es que seas la primera persona que lo adiestra y le enseña. Si esta es la primera vez que tienes un perro, esto puede ser una tarea desalentadora. En cambio, un perro mayor ya sabe lo que significa la palabra "no" y puede saber cosas básicas, como sentarse y tumbarse.

3. Su personalidad ya está establecida

Si estas adoptando un perro y tienes niños pequeños o piensas tenerlos en el futuro, te interesará saber la personalidad que tendrá tu perro y si será bueno con los niños. Pero claro, eso no se sabe hasta que son mayores. En cambio, si adoptas a un perro mayor, ya sabes como se va a comportar en todas las situaciones ya que su personalidad ya es estable. También sabrás si es sociable, si le gusta estar con otros perros o si tiene algún problema de comportamiento. Estos tipos de problemas pueden ser difíciles de ver en los cachorros o perros más jóvenes, ya que su personalidad está todavía en proceso de cambio.

4. Los perros mayores son mejores para los dueños primerizos

La adopción de un perro mayor de unos dueños primerizos es una gran manera de aprovechar los beneficios de los conocimientos del perro, y minimizar el tiempo y las tareas no tan divertidas como el entrenamiento, los esfínteres, las vacunas y el dejarle sólo en casa. En esencia, mediante la adopción de un perro mayor, se esta adoptando a un compañero ya aprendido.

5. Les gusta estar tranquilos

Eso no quiere decir que los perros mayores no necesitan ejercicio y tiempo de juego, pero como la mayoría de los viejitos, los perros mayores se toman todo con más relajación y necesitan menos paseos. Les gusta acurrucarse en el sofá y ver la televisión, y no necesitan ser estimulados las 24 horas del día como sus homólogos más jóvenes. No te dará la lata para que le lances una pelota o mordisqueará un juguete cuando estás trabajando en casa. Les gusta más bien echar siestas, mirar por la ventana o acurrucarse junto a ti cuando te sientas en el sofá.

6. No tendrás que andar vigilándole para que no muerda nada

Tener un perro más joven requiere mucha supervisión. Cuando adoptas a un perro mayor, te puedes permitir el lujo de no vigilarle tanto. Ellos ya han pasado por la dentición, por lo que si están masticando algo, lo más probable es que sea un problema de ansiedad. Un perro mayor es menos probable que destruya tu casa cuando te vayas, porqué ya ha vivido en un hogar y sabe que la separación forma parte de la rutina. Lo que nos lleva a la razón número 7.

7. Han vivido en una casa antes

Cuando los perros mayores entran en un refugio, por lo general han estado viviendo antes en un hogar la mayor parte de sus vidas. Cosas como el ruido de un frigorífico o un televisor, una mesa de centro o un sofá son cosas familiares para ellos. Por eso es menos probable que confundan tus muebles con su nuevo juguete.

8. Ellos saben cómo caminar con una correa

Los perros más jóvenes son más ansiosos, más enérgicos y más activos. Si quieres dar un agradable paseo por la noche en calma, tener un perro mayor como un compañero para tus caminatas sería la mejor opción.

9. Es menos compromiso

Si no estás seguro de dónde estarás dentro de cinco años, o si también te estás acercando a los años dorados, la adopción de un perro mayor es una buena opción. La esperanza de vida de un perro sano joven puede oscilar entre los 10-15 años, pero al adoptar un perro mayor, esa cifra se reduce considerablemente.

10. Estas salvando una vida

La elección de adoptar un perro mayor es una opción para salvar una vida, pero no lo hagas porque te sientes mal, hazlo porqué tendrás un compañero instantáneo. Cuando la gente se deshace de un perro mayor, por lo general es debido a un cambio en su vida, y es el último recurso. Los perros mayores que terminan en los refugios son buenos perros, pero sin un hogar. Al adoptar un perro, le estas dando una segunda oportunidad.