¿Mi perro tiene alergias alimentarias?

Si bien se ha vuelto algo habitual estar pendiente de las posibles alergias alimentarias que pueden poner en peligro la vida de los niños pequeños, sigue siendo una sorpresa para algunos padres perrunos que sus pequeños de cuatro patas también puedan sufrir alergias de este tipo.

Al igual que en los humanos, una alergia alimentaria ocurre cuando el sistema inmunológico de un perro cree erróneamente que un alimento específico es dañino. El sistema inmunológico del perro responde mandando anticuerpos, lo que desencadena una serie de síntomas peligrosos.

¿Mi perro tiene alergias alimentarias?

Esto es un problema genético, y comienza cuando se le expone a los ingredientes a los que es alérgico.

Síntomas de una alergia alimentaria en perros

Los síntomas de una alergia alimentaria en un perro pueden incluir inflamación del oído, comezón, lamer obsesivo, mordida de patas, o pérdida de pelaje. Otros de los síntomas se asemejan más a los que tenemos los humanos, como erupción cutánea, urticaria, náuseas, diarrea crónica, picazón de la parte trasera, gases, o vómitos.

Si notas alguno de estos síntomas en tu perro, llévalo al veterinario para que lo revise y determine si son los síntomas son indicios de una alergia alimentaria.

Ten en cuenta que cuanto más expuesto esté el perro al alérgeno, más severa será la reacción. Incluso puede ocurrir que inicialmente manifieste unos síntomas de irritación, siendo potencialmente mortales la siguiente vez.

Alimentos que causan alergias a los perros

Los perros pueden ser alérgicos a casi cualquier ingrediente, sin embargo, hay ciertas carnes y granos que son más propensos a causar una reacción alérgica en perros.

Éstos incluyen:

Cómo detectar una alergia alimentaria

Sólo hay una manera de diagnosticar las alergias a los alimentos con precisión: una dieta de eliminación, seguido de una dieta de reintroducción.

Esto se hace dándole de comer únicamente uno o dos alimentos, como por ejemplo huevo y cerdo. Una vez que compruebes que tu perro no tiene reacción a estos alimentos, puedes empezar la fase de reintorducción.

Esto significa agregar poco a poco más alimentos, hasta que introduzcas el ingrediente (o los ingredientes) que causan la reacción alérgica. Si tiene una reacción (que por lo general lleva de unos días, a unas pocas semanas) entonces sabemos que tiene una alergia a esos alimentos.

A partir de ahí se puede planificar una dieta evitando cualquier producto que lo contenga.

Si en este proceso no observas una respuesta alérgica con ningún ingrediente, entonces es probable que tu perro no sea alérgico a un alimento en particular, aunque puede tener alergia a otra cosa presente en el ambiente, como polen, caspa, un tejido específico o un medicamento.

Hay pruebas específicas para descartar otros problemas. Por ejemplo, se puede tomar una muestra de la secreción de oídos, para ver si hay un problema en el oído, o hacer la prueba de las alergias ambientales. Un análisis de sangre no es una prueba exacta para cualquier tipo de alergia.

¿Cambiar la dieta de mi perro puede desencadenar una alergia?

Si el perro ha sido sensibilizado a algún ingrediente que contiene la nueva dieta, si podría. Sin embargo, no hay manera de saberlo.

¿Se puede desarrollar alergia a un alimento que ha comido durante años sin problemas?

Esto es común en los perros alérgicos a los alimentos. Tienen que ser sensibilizados, esto quiere decir que tienen que haber estado expuestos por un período de tiempo a ese alimento.

Así que, en general, no van a reaccionar mal inmediatamente la primera vez que lo comen, puede estar comiéndolo años y volverse alérgico.

¿Tienen cura las alergias alimentarias?

Si una dieta de eliminación mejora los síntomas de la mascota y puedes encontrar dos o tres dietas diferentes que el perro puede tolerar, rótalas cada 2-3 meses.

La idea es mantener fuera el alimento por un periodo de varios meses, o incluso años, y volver a reintroducir los alimentos que causan la alergia. Si tienes suerte, puede que la alergia haya desaparecido.

Qué razas son más propensas a las alergias alimenticias

Los golden retrievers, pastores alemanes, teckels, y cocker spaniels son las razas más propensas, pero puede variar según el país, o la zona.

Aunque puede parecer abrumador tener un perro con alergia a ciertos alimentos, hoy en día es muy sencillo alimentarlo. Hay una gran variedad de alimentos para perros ampliamente disponible, que ofrecen múltiples composiciones, con diferentes ingredientes, a los que tu perro no tiene alergia.

Con un poco de vigilancia y educación, podrás mantener a tu mascota seguro, feliz, saludable y bien alimentado.